Categoría: Festival de Sevilla

Cine, Festival de Sevilla

#16SEFF LA GOMERA de Corneliu Porumboiu

“La Gomera” viene a ser un thriller descaradamente desenfadado, lúcido, en el que Porumboiu dispone de libertad creativa para estructurar un tejemaneje resolutivo desde el disparate. Los personajes de esta creación convergen mediante el paradigma capitular, desafiando las fronteras narrativas para instaurar un lenguaje capacitado en desenmarañar una trama de enredos, corruptelas, persecuciones y enfrentamientos.

Cine, Festival de Sevilla

DE REPENTE EL PARAÍSO: Incomprensión apesadumbrada.

“De repente, el paraíso” se corresponde a la mirada atónita de su creador frente la incredulidad receptora de un país que ha ido perdiendo poco a poco esa condición de pertenencia, el cual podría ser descrito perfectamente como un país invisible. En un desenfadado vínculo con la figura hilarantemente melancólica de Buster Keaton, Suleiman viaja a otros lugares para la búsqueda de una sinonimia o parentesco cercano al disfraz de Palestina.

Cine, Festival de Sevilla

ATARDECER de László Nemes: Fuera de campo marca de la casa

‘Atardecer’ se comporta un tanto fría e inexpresiva, casi sin interés, pese a un enorme dispositivo que queda, casi siempre y parece que ya como «marca de la casa», en el fuera de campo. Lo interesante de Nemes no es lo que muestra sino lo que ignora, del mismo modo que el espectador, Nemes e Irisz parecen no tener ni idea de lo que sucede en pantalla. Parece que sucede algo pero todo parece normal y es que tras la aparente normalidad anodina se encuentra un cambio furgurante en el país y en Irisz.

Cine, Festival de Sevilla

LA CASA DE JACK de Lars Von Trier: El arte como crimen

‘La casa de Jack’ es una representación del infierno que es ser Lars Von Trier firmado por el propio Lars Von Trier, una carta avergonzada y o terrorífica del espejo roto que es el director danés, una prueba a los límites del arte y de la representación, un testimonio que al aparecer imágenes de sus películas anteriores se convierte en todo un testamento (inevitable pensar en Fellini y su ‘Ocho y medio’) y una lucha entre la afirmación y la contradicción.