Categoría: Cine

Cine

Crítica de ‘Al otro lado del viento’ de Orson Welles

Orson Welles rodó ‘Al otro lado del viento’ entre 1970 y 1975 en varias localizaciones de Estados unidos, España y Francia. Al principio, el rodaje comenzó como con pocos actores y técnicos (amigos del director la mayoría) así como con poco dinero. Sin embargo, el gobierno americano puso trabas económicas al proyecto por lo que Welles tuvo que buscar socios que le ayudarán con la película. El resultado final nunca llegó a ver la luz debido a diversos factores como eternos problemas de financiación, pleitos y la propia muerte de Welles, que murió en 1985 aún reescribiéndola (quién además rodó más de cien horas de metraje).

Cine

Crítica de ‘El ángel’ de Luis Ortega

“El Ángel” carece de la necesidad de proyectar una narración más allá del esplendor causado por su estrambótica superficie. Una vez que el funcionamiento de dicha fórmula queda desgastado, se echa en falta el necesario valor de concreción respecto al personaje de Carlos Robledo, y de adentrarnos en el subsuelo del mal, un mal revestido de color y artificios no precisamente bien ejecutados.

Cine

Crítica de ‘Burning’: Internamiento en el aura

El director coreano, además de tejer con exquisita brillantez la historia de una incansable búsqueda, de un amor misterioso, de estados y apariencias inestables, es capaz de abordar un reflejo sobre la actualidad de su país, haciendo especial hincapié en la desigualdad de clases mediante la ostentación simbólica. “Burning” o la película que converge, al igual que su cuerpo, en la mente del espectador una vez que asiste a la proyección. Las imágenes y su tonalidad cambian, trastornan y mutan hasta crecer incansablemente.

Cine

Martin Scorsese: El juego y la brecha generacional, la moral y la elegancia.

El cine del director americano Martin Scorsese es reconocido por ser un retrato de las pasiones, los vicios y, en definitiva, de la entrega al hedonismo más desmoralizado (gangsters, criminales y mafias protagonizan gran parte de su filmografía) en contraposición a una sociedad hegemónica y represora (el catolicismo se encuentra también muy presente en su cine) que se empeña en castigar el “pecado” del placer que tanto gusta a los personajes de Scorsese.