Categoría: Cine

Cine, Festival de San Sebastián

LO QUE ARDE: La naturaleza de la culpa

Laxe explora la línea que separa las distintas dualidades filosóficas presentes en el ser humano y la naturaleza en un alucinado viaje a la nada y al todo, al bien y al mal, a la tentación frente a la moral, al instinto y a la represión como traición catártica y contradictoria que vértebra el alma humana y el de los árboles. Una majestuosa obra maestra de nuestro cine que nos habla de la moral y la culpa como una trágica e inquebrantable relación en el ser humano. Tenga uno la culpa o no.

Cine, Festival de San Sebastián

Crítica de JOKER: «El simulacro de Arthur Fleck»

Joker explora los orígenes de uno de los villanos más populares de DC, siendo ésta una historia absolutamente nueva y original, y de lo que se valen Phillips y Scott Silver (co-guionista) es de referencias de los antihéroes Scorsesianos, concretamente un hipertexto que nada entre El rey de la comedia (1982) y Taxi Driver (1976), para profundizar en la catarsis y formación de un personaje perturbado y demente que encuentra en la belleza de la acción todo un propósito para obtener la atención, ¿o amor?, que tanto demanda.

Cine

AD ASTRA de James Gray: El corazón de las estrellas

Entre la visión visceral y el lado pragmático, la enajenación y el sacrificio, la contradicción en pos del heroísmo – vínculo paterno filial – y la introspección consecuentemente ambigua, la nueva película de James Gray se asoma de forma brillante a la contingencia de mundos inexplorados y que el ser humano lucha expeditivamente por conquistar.

Cine

MIDSOMMAR: «Las flores del mal»

Ari Aster, empeñado en hacer terroríficas radiografías de los vínculos afectivos más primarios, tales como la familia y la pareja, deconstruye una relación sentimental y la hace florecer con un catártico fuego tan purificador como sádico en Midsommar, segundo largometraje de Aster, que escala desde una terrible depresión, sumada a una crisis de pareja bastante tóxica, hacía el florecimiento de las emociones humanas más viscerales