Categoría: Cine

Cine

LA FAVORITA de Yorgos Lanthimos: Humanos como mascotas

Pese al tono cómico de La favorita, como es habitual en el cine de Yorgos Lanthimos, la perversidad como fuente de miedo y sumisión siguen presentes en la obra del director griego. Sin firmar el guion, tomando el referente de Kubrick más que nunca, especialmente el de Barry Lyndon (película a la que homenajea directamente en una escena concreta de la película) y ¿Teléfono rojo?, Volamos a Moscú, cámara ojo de pez (con el que la cámara parece espiar a los personajes), anacronismos varios, el uso de «fucks» constantes, animales que representan el enfermizo y esclavo poder humano…La favorita explora todos los temas e ideas presente en todo el imaginario ya creado anteriormente por su director. De nuevo, cine de la crueldad. Sí. Pero sin que no se note mucho. Más refinado, más estilizado y menos corrosivo. Eso sí, el mismo deseo de impactar de siempre.

Cine

LO QUE ESCONDE SILVER LAKE de David Robert Mitchell: Desentrañando el pop art

En lo que parece una especie de bucle, o callejón sin salida, con aroma a paranoia y a delirio con ecos cercanos a un ensayo propio de Lipovetsky, Lo que esconde Silver lake se comporta como un híbrido neo-noir, navegando entre los rasgos estilísticos de David Lynch, Alfred Hitchcock y Pedro Almodóvar, en el que los elementos más propios del cine de género quedan al desnudo y al descubierto para explorar diversos conceptos, que van mutando entre sí, hasta conformar un tablero de ajedrez tan brillante como aturdido.

Cine

SUSPIRIA de Luca Guadagnino: Terror politizado, barroco y métrico

Quedándose a las puertas de todo y sin indagar en nada (recalcamos que la película dura dos horas y media, una hora más que la de Argento), ‘Suspiria’ no es más que un desapasionado espectáculo pesadillesco, posmoderno y terrorífico con una simple tesis anti fascista y con demasiadas, y «correctas», pretensiones intelectuales. Y porno de la crueldad. Mucho.

Cine, Festival de San Sebastián

66SSIFF: ROMA de Alfonso Cuarón

Cuarón abre ‘Roma’ hacía lo íntimo y lo humilde como algo grandioso, capta cada instante como un momento único e irrepetible, con la fuerza y, más o menos exactitud, con la que el cerebro proyecta un recuerdo; del mismo modo que Cuarón proyecta su amor por el cine y por su familia. ‘Roma’ es así una postal de México, del amor, de la grandeza latente en lo pequeño, de lo escultural que es el espíritu humano y de la grandeza (contada con cierta épica en algunas secuencias) existentes en los grandes fracasos.

Cine, Festival de San Sebastián

EL AMOR MENOS PENSADO de Juan Vera: Adaptación disfrazada de libertad impostada

‘El amor menos pensado’ es de esas películas de filosofía barata que te recomienda apuntarte a un gym, a clases de bachata y hartarte de sexo para ser feliz. Todos los ingredientes que la cultura desea para nosotros y la que «nos hacen» desear. Una película reflejo de esa gente obsesionada con la mentalidad de anuncio de gimnasio o perfume; o con la impostura social que invita a la iluminación espiritual a través del irracionalismo, la eterna jovialidad o disfrutar del tedio aprobado socialmente.