‘Beowulf’: El comentario de Tolkien vs. la película de Zemeckis

‘Beowulf’ es un antiquísimo poema anglosajón cuyo autor es anónimo. El poema fue escrito, según una investigación internacional en la que participó el granadino Rafael. J. Pascual, a finales del siglo VIII. Se trata de uno de los poemas más famosos e importantes de la prosa medieval europea; compuesto por 3.182 versos, narra la historia de un joven gauta (Beowulf) que viaja a Dinamarca desde Suecia para acabar con un demonio, Grendel, que incordia en un reino cuyo rey, Hrothgar, ha inaugurado una sala de celebraciones, llamada Heorot, para celebrar las victorias de sus conquistas y batallas con su pueblo. Esta es el, podríamos llamar, «detonante» de la trama de ‘Beowulf’  pero ¿Cuál es la verdadera historia de ‘Beowulf’? ¿Por qué es tan importante? ¿Se ha adaptado bien al cine en la conocida película de Robert Zemeckis? Hallamos las respuestas de artículos del propio Rafael. J. Pascual y de la lectura del comentario de J.R.R.Tolkien publicado por la editorial Minotauro en el año 2015 y en castellano.

‘Beowulf’ narra una historia que tiene lugar en el siglo VI en Escandinavia. El rey de los daneses, Hrothgar, está de celebración en la sala Heorot con los habitantes de su reino cuando, de pronto y en mitad de la noche y la celebración, hace aparición un trol demoniaco llamado Grendel, que aniquila a toda la sala. En todo el mundo escandinavo, la maldición de Heorot, Grendel y Hrothgar llega desde Dinamarca a oídos de Beowulf en Suecia. Beowulf es un gauta, un joven héroe que quiere buscarse fama y hacerse así un nombre. Es entonces cuando Beowulf hace acto de presencia en Dinamarca con la promesa de matar a Grendel y librar a Hrothgar  y a los daneses de su maldición. Beowulf lucha contra Grendel completamente desnudo (para enfrentarse al demonio de igual a igual) y lo mata llevándose un brazo del monstruo como trofeo.

Ray Winstone como Beowulf

A la noche siguiente de haber matado a Grendel, hace acto de presencia la madre de Grendel, una especie de monstruo o bruja que rapta a uno de los más fieles consejeros de Hrothgar. Esto hace desesperar a Rothgar pero Beowulf le promete matar también a la madre. Entonces, Beowulf acude a la laguna en la que vive la madre de Grendel, lucha contra ella y la mata (y de paso, se lleva la cabeza del cuerpo desmembrado de Grendel que, su madre, había recuperado). Beowulf gana así la fama que buscaba y se vuelve a Suecia con toda clase de honores. En este momento, el narrador afirma que pasan cincuenta años de golpe cortando la historia de Beowulf en dos.

Cincuenta años después, Beowulf es rey en Suecia. Un personaje que vaga por el campo se encuentra con una copa que roba, despertando así la ira de un dragón que custodiaba dicho tesoro. El dragón descubre que el ladrón pertenece a los gautas, al pueblo del ahora rey Beowulf y destruye la tierra que gobierna este. Beowulf acude a matar al dragón y lo mata pero, a diferencia que en su juventud con Grendel, Beowulf pierde la vida matanto a la bestia. Y así concluye la historia de Beowulf.

Se trata de un poema épico cuyo tema es la búsqueda de la gloria y la fama que podríamos dividir en tres apartados principales:

1-La lucha contra Grendel.

2-La lucha contra la madre de Grendel.

3-La lucha contra el dragón.

Aunque también podría diferenciarse dos mitades muy marcadas en el poema:

1-La juventud de Beowulf.

Ray Winstone como ‘Beowulf’

2-La vejez de Beowulf

Ray Winstone como Beowulf

En síntesis, esta historia épica de éxito y fracaso, dolor y gloria, podría resumirse en la historia de un simple ser humano que en su juventud desea comerse el mundo hasta que, ya en su vejez y plagado de logros a sus espaldas, el dragón que no lo hubiera echo de joven lo hace esta vez en su edad avanzada.

El ensayo de Tolkien defiende que el «parón» que hace el narrador en las historias de monstruos y la división de dos mitades marcadas por cincuenta años de diferencia no es error de la obra o de qué se perdieran páginas como llegaron a pensar algunos de los que tradujeron el poema (no olvidemos que se trata de un poema del siglo XVIII). Para Tolkien, la presencia de los monstruos o demonios dota de un significado importante al poema ya que un demonio no pertenece a la naturaleza terrenal de Beowulf sino que se trata de un ser que pertenece a otra naturaleza, presuntamente desconocida para el héroe, un mal sin explicación ni justificación al que hay que enfrentar. Si pensamos en la obra maestra de Tolkien, El señor de los anillos, veremos que diversas naturalezas, especies y demonios conviven y luchan entre sí. Saurón no deja de ser un ser malvado cuya naturaleza es distinta a la de un hobbit o un elfo. Retornado a ‘Beowulf’, esa lucha con demonios fuera de su naturaleza (pues no es lo mismo que un hombre se enfrente a un caballo que a un dragón) dota de la gran tensión dramática y fantástica al poema. Beowulf no se enfrentó a un rey, a un tirano o a un oso, sino que se enfrentó al mal puro. De esta forma, se adquiere un valor más atemporal en el que puede comprenderse el enemigo, como a un ser al que te enfrentas pese a no entender sus motivaciones o su naturaleza porqué son diferentes a las del héroe. De este modo, podría decirse que todos tenemos nuestros dragones y nuestros demonios a los que debemos luchar con valor para adquirir la «gloria» que queramos (sea cual sea) alcanzar. Es la lucha contra el mal, antes y ahora, aquí y allí.

También hay que comprender que la división en dos partes de la obra (Juventud y vejez de Beowulf) no hace más que hablar de una obra completamente humana. ‘Beowulf’ es ante todo la historia de un ser mortal que se enfrenta a lo desconocido pero que, como cualquiera de nosotros, no puede ganar siempre por mucho que se haya acostumbrado a ello. Finalmente, el dragón (entiéndase el mal o el tiempo) acaba con su vida (suceso que en su juventud probablemente no habría sucedido).

Por otro lado y para concluir, hay tres diferencias claras con la película de ‘Beowulf’ (2007):

1- En el poema, Beowulf solo estuvo tres días en Dinamarca mientras que en la película, se pasa toda la vida allí, convirtiéndose en el rey de los daneses y no de los gautas en Suecia.

2-Beowulf no tiene ningún hijo con la madre de Grendel y el dragón no es su hijo ni está relacionado con Grendel o su madre.

3-Wiglaf, que es su fiel amigo gauta en la película, es su sobrino en el poema.

Esto no convierte a la película de Zemeckis en una mala película. En mi opinión, la película busca una temática con la que enlazar la juventud y la vejez (cosa que en el poema se cuenta, podría pensarse, «gratuitamente») y para una película más comercial, los guionistas Roger Avary (‘Pulp Fiction’) y Neil Gaiman (Autor de ‘Sandman’) pensarían que lo lógico era crear una continuidad en Dinamarca y con la descendencia de los monstruos de manera que, la debilidad humana de Beowulf (entiéndase en la película como la debilidad humana) impidiera que el reinado de la oscuridad en la tierra (sucedido con Grendel, su madre y el dragón) fuera una estirpe interminable así como la maldición humana. Esta es, en síntesis y en ‘Beowulf’, que hasta el más perfecto héroe es imperfecto y mortal. Pero no por ello Beowulf deja de ser heroico ya que se enfrentó al mal en muchísimos rostros y de formas muy alejadas a su comprensión. Pero es ese el drama de Beowulf, que por encima de toda la gloria y la riqueza, él es solo un hombre.

 

Dibujo de portada en el artículo:Anónimo. Disponible en: https://www.independent.co.uk/news/science/archaeology/features/feasting-and-fighting-the-long-lost-secrets-of-beowulf-8784510.html