The_Simpsons_5F05

La Filosofía de Lisa

Las dudas y reflexiones de Lisa surgen en una sociedad en la que predominan los inútiles y estúpidos. Ella parece ser la única que razona antes de creerse lo que le digan en la escuela, en el ayuntamiento, en la iglesia…

En este apartado vamos a repasar los temas sobre los cuales Lisa hace comentarios y apreciaciones interesantes y reflexivas, a través de fragmentos de capítulos que nos ayudarán a comprender la profunda y comprometida filosofía de Lisa. Una forma de concebir la vida que escasea entre la sociedad.

Aunque en ocasiones la esperanza decae, durante toda la serie Lisa intenta corregir el camino que ha tomado la sociedad de Springfield, y conducirlo por la senda de la razón y la cultura.

Pero es complicado, ya que en la sociedad actual se fomenta más montar desnudo sobre un cerdo que ir a una biblioteca a leer.

La Iglesia y la religión

En el capítulo Lisa, la escéptica (Temporada 9) aparecen en una excavación los restos de lo que parece ser un ángel. Ante la imposibilidad de que se trate de un verdadero ángel, Lisa imagina que ese esqueleto puede ser fruto de la lucha entre un neandertal y dos peces gigantes.

drawing

Entonces es cuando se muestra el nivel de razonamiento que hacen los springfildianos, representados por Ned Flanders (la Iglesia) y por el Jefe Wiggum (la estupidez). El primero le dice que esa explicación del neandertal y los peces “está muy cogida por los pelos”, como si la base sobre la que se asienta la religión cristiana no lo estuviera: un tipo que murió y resucitó, un cielo en el que viven ángeles y un infierno en el que hay demonios.

El Jefe Wiggum, por su parte, añade que debe ser un ángel porque “todo el mundo ha oído hablar de los ángeles”. Es interesante esta afirmación, que indica que como siempre nos han hablado de ellos y todo el mundo los conoce, deben existir. Es decir, no hace falta ver la realidad, con que nos digan que está ahí nos la creemos. Para rematar su intervención, el jefe de la policía añade que, al contrario de los ángeles, “¿quién ha oído hablar de los neandertales?”, demostrando así su nivel intelectual y su cultura en general. A este tipo de personas es muy fácil hacerles creer en ángeles y muy complicado enseñarles a estudiar la historia (mucho menos la prehistoria).

En muchas ocasiones los intentos de Lisa por demostrar la realidad o hacer reflexionar a la gente, anteponiendo la ciencia y el razonamiento a la religión y las creencias, se ven respondidos por el rechazo total de la sociedad.

En cierta manera se puede relacionar la cruzada que Lisa emprende portando como bandera la ciencia contra una sociedad atrapada por la ignorancia y la simplicidad. Lisa, representando la base de la filosofía misma, contra un mundo ciego y lejos de la realidad.

Podemos ver a Lisa como Platón, que en el S.IV a.C enunció uno de los ejemplos más acertados para describir el estado en el que vive la sociedad (aplicable entonces y aplicable ahora, más de dos mil años después): El Mito de la Caverna.

Esta famosa alegoría explica cómo la gente es engañada por los poderes de la sociedad (el Gobierno, la Iglesia, los poderes económicos…). Platón nos presenta una situación: unos hombres están atados, dentro de una cueva, observando unas sombras en la pared. Estas sombras son la realidad que ellos conocen. Es su realidad, su mundo. Su vida.

Lo que ellos no saben es que estas sombras son una falsa realidad, que son proyectadas por los poderes de la sociedad (los mencionados anteriormente), y que les están ocultando la verdadera realidad, que se encuentra fuera de la caverna.

Llegado un momento un par de hombres deciden soltarse de sus ataduras e intentan ir más allá de las sombras. Este intento refleja el trabajo de los filósofos de aquélla época, que iban más allá de la realidad, que razonaban buscando respuestas más allá de lo establecido. Estos hombres consiguen superar el camino hacia la realidad, que es representado con una cuesta empedrada y tortuosa (es complicado el camino hacia la verdad).

Finalmente aquéllos que sospecharon de las sombras, que no se creyeron lo que les decían, son los que han llegado a ver la realidad tal y como es. Uno de ellos es Lisa Simpson, que en la caverna de Springfield consigue ver la luz de la verdad.

mito-caverna

Aun así, es mucha la gente que se queda atrapada (sin saberlo) dentro de la cueva, y que vive mirando sombras. Es más fácil quedarse sentado creyendo que la realidad en la que se vive es la verdadera, que intentar razonar y pensar, y filosofar y darle vueltas a la cabeza, e intentar descubrir los engaños a los que estamos sometidos, y conseguir salir de la caverna. Pero es complicado, es más cómodo seguir entre las sombras.

Por eso, en ese mismo capítulo de Lisa, la escéptica (Temporada 9), ante el dilema de si ese esqueleto es o no es un ángel, la mayoría de la población de Springfield se declara a favor de lo que sostiene la Iglesia (representada por el reverendo Lovejoy y Ned Flanders principalmente). Así pues la sociedad (representada por Ken Brockman y Moe), se decanta por la religión en vez de por la ciencia.

Lisa defiende sus argumentos diciendo que: “Si creemos en los ángeles, ¿por qué no creer también en los unicornios, en las hadas o en los gnomos?”. Aunque todos sabemos que los gnomos se extinguieron, la siguiente frase de Lisa deja muy claro cuáles son las opciones: “Puede creer en la ciencia y aceptar la realidad, o creer en los ángeles y vivir en un mundo de sueños infantiles.”

Ante estas dos posibilidades, la sociedad lo tiene claro: “Bah… Ciencia… ¿Qué ha hecho la ciencia por nosotros?” Exactamente. Esa es una reflexión muy acertada. ¿Qué ha hecho la ciencia por nosotros? Apenas nada. En cambio aquel carpintero murió por nosotros sufriendo en la cruz.

El siguiente video es imprescindible para entender de qué estamos hablando, además de una mordaz crítica a la simplicidad de la sociedad:

ARVE Error: no id set

Tal y como nos adelantó Platón hace más de dos mil años con su Mito de la Caverna, mucha gente de la sociedad prefiere quedarse mirando sombras que levantarse y pensar por sí mismos.

Ned Flanders hace unas declaraciones muy reveladoras de cómo piensan aun hoy en día ciertos sectores de la sociedad. Según él “la ciencia es como el amigo bocazas que te cuenta el final de la película”. Esta dura frase recoge por un lado el rechazo a la ciencia, pero al mismo tiempo le da cierta veracidad a lo que ésta dice, ya que al fin y al cabo el amigo bocazas nos cuenta, aunque nos fastidie, la verdad.

Además, acompañado por los vitoreos y aplausos de la gente, añade que “hay ciertas cosas que no queremos saber”. Es decir, rechaza el saber la verdad. Dice que algunas de esas cosas que no quieren saber son “cosas importantes”. Ned Flanders está representando a la misma sociedad que representaba Platón con sus hombres maniatados mirando sombras.

Captura de pantalla 2013-02-14 a las 21.12.17Lisa busca una religión y una Iglesia que sean “menos materialistas”, según sus propias palabras, que el cristianismo. Ante estas demandas, en el capítulo Ella de poca fe (Temporada 13) Lenny, Carl y Richard Gere le presentan la religión budista, que no persigue otra cosa que la paz interior y la sabiduría.

Le explican que es importante saber respetar las creencias de la gente, y a partir de este capítulo, Lisa es budista. El budismo es una religión que encaja muy bien con sus valores morales y su ética.

En el siguiente video Lisa plantea la posibilidad de que Dios sea una mujer, y Marge se escandaliza ante esa idea.

Es una posición curiosa la de Marge, una mujer a la que no podemos considerar tonta ni ignorante, pero que tiene un estrecho vínculo con la fe que le impide imaginarse ninguna otra realidad. Para ella, que Dios pudiera ser una mujer es algo escandaloso. ¿Por qué ha de pensar así una mujer?

En el capítulo Lisa, la escéptica (Temporada 9), Lisa y Marge mantienen una interesante conversación, en la que vemos expuestas dos formas de comprender la vida. Por un lado la joven niña se queja de que la gente es estúpida y que no razona, y que toda persona inteligente rechazaría la idea de que existan los ángeles. En cierta manera viene a decir que la inteligencia y la creencia en la religión son incompatibles.

Pero ante esta afirmación Marge le contesta que “todo el mundo necesita creer en algo”, ya que “en la vida debe haber algo más que las cosas que vemos”.

Para terminar con el apartado sobre Lisa y la religión, hay que añadir que el pensamiento de Lisa no rechaza las creencias, únicamente critica la moral cristiana y el funcionamiento de la Iglesia como institución. VER: La Iglesia en Los Simpson

Una de las mejores frases de Lisa dice:  “Sea o no sea científicamente real, el alma es el símbolo de todo lo bueno que hay en nosotros.”

La justicia y la política

Además de tener bien clara su postura frente a la religión y la Iglesia, Lisa se muestra muy crítica con el sistema político y con la justicia que predominan en la sociedad actual.

Y la verdad es que no le faltan razones. Durante toda la serie tienen lugar situaciones en las que la justicia no funciona (no es justa) y la política es corrupta e incompetente.

En el capítulo La familia viaja a Washington (Temporada 3), Lisa descubre que un congresista ha aceptado un soborno y ha dado la licencia para explotar un parque natural a un empresario. Escandalizada por ese caso de corrupción, lanza el siguiente comunicado:

A modo de sentencia final, casi bíblica, Lisa dice: “…y esta será, bajo el poder del dólar, una nación libre y justa para nadie”. A lo largo de toda la serie, los guionistas muestran un Estados Unidos caricaturizado en el que la política y la justicia no funcionan y en el que el dinero es lo único que vale para conseguir los objetivos.

La clase política siempre es ridiculizada y criticada en Los Simpson. Siguiendo los pasos de George Orwell y de Pink Floyd, Lisa imagina a los políticos como animales: gatos que se rascan la espalda los unos a los otros, y cerdos que se alimentan de cantidades ingentes de dinero y se limpian con la bandera americana.

En esta representación de la política se muestra cómo los políticos son cómplices y se ayudan entre sí, intentando evidenciar que da igual el partido político al que pertenezcan, en realidad todos están ahí con el mismo objetivo, que no es otro que comer dinero como cerdos, y reírse de la sociedad limpiándose con la bandera del país.

Es una representación muy crítica hacia los políticos. Pero queda justificada porque, además, es una representación bastante ajustada a la realidad.

RELACIONADO CON: Libertad y justicia para la mayoría

El cuerpo de policía de Springfield no destaca por su profesionalidad, más bien todo lo contrario. Son algunos los capítulos en los que Lisa interactúa con las fuerzas del orden, casi siempre aceptando la mediocridad del Jefe Wiggum y sus ayudantes. Pero podemos destacar el capítulo Springfield connection (Temporada 6), cuando Marge se mete en el cuerpo de policía y Lisa le hace la siguiente reflexión:

Según Lisa la policía es una fuerza de protección que mantiene el status quo de una élite adinerada, y se pregunta si no deberíamos hacer frente a la raíz de los problemas sociales en vez de encerrar a la gente en cárceles superpobladas. Es una buena reflexión que no obtiene respuesta por parte de su madre policía.

En otro ejemplo de que la justicia no funciona, observamos a Lisa siendo víctima de la voluntad de la Iglesia y de la poca profesionalidad de la Policía:

Ante la voz de la Iglesia (el reverendo Lovejoy diciendo “mi opinión es que…”), la Policía, representada por el Jefe Wiggum, acepta que “no se necesitan más pruebas.” Con la opinión del sacerdote es suficiente. ¿Cómo vamos a dudar de la palabra de la Iglesia? Es una buena crítica tanto a las fuerzas del orden como al funcionamiento de la justicia, y al mismo tiempo a la religión. Sin ningún tipo de prueba, sólo con opiniones, se intenta establecer la verdad única.

NOTICIA: La policía no protege a la gente, son matones al servicio de los ricos (La Tuerka)

En cuanto al sentimiento patriótico que envuelve a todo buen ciudadano norteamericano, podemos decir que Lisa no posee esa cualidad. Así lo demuestra en el siguiente fragmento, donde deja clara su idea de que, antes que sentirse orgulloso de un país o de una bandera, hay que pensar en cómo viven las personas de ese país.

ARVE Error: no id set

La respuesta que da el profesor ante el profundo discurso de Lisa refleja la indiferencia que la sociedad tiende a tener hacia los más desfavorecidos. Es mejor no pararse a pensar mucho en ellos, para, quizás, no encontrarnos con que nos sentimos culpables.

RELACIONADO: Quieren algo a cambio de nada

Se puede decir que Lisa tiene una mentalidad de izquierdas, progresista, socialista, que se preocupa por la gente y por el medio ambiente y critica los poderes establecidos (económico, político, judicial, policial…).Considera que el sistema político-económico en el que vivimos es negativo para el planeta y para las propias personas. Además, no tiene un sentimiento patriótico, por lo que ella se considera ciudadana del mundo.

La ética y los valores sociales

En su búsqueda de conectar con la naturaleza y conseguir la paz interior, a lo largo de la serie Lisa se vuelve vegetariana, ecologista, activista y budista.

En el capítulo Lisa, la escéptica (Temporada 9), ante el temor de que el esqueleto del ángel signifique la llegada del Apocalipsis, Lisa lo tiene claro: “Hoy no va a llegar el fin del mundo. 100 años más de calentamiento global y entonces sí que llegará”.

Su espíritu ecologista se ve en capítulos como El viejo y Lisa (Temporada 8), cuando enseña al Sr.Burns que reciclar es una práctica necesaria para preservar el medio ambiente, o en Bart al anochecer (Temporada 8), cuando acude como voluntaria para limpiar el petróleo que ha llegado hasta una playa.

Como budista que es, Lisa tiene unos valores basados en la razón y en la sencillez. Rechaza lo materialista que es la gente y lo poco que reflexiona. Busca la paz interior y estar en armonía con la naturaleza.

En el espectro político, es claramente progresista, si bien es cierto que nunca se determina si tiene afección por el Partido Demócrata o no. Se supone que, en un país que sufre un bipartidismo tan fuerte como Estados Unidos, Lisa sería simpatizante de algún partido minoritario ecologista o de ese estilo.

En el siguiente fragmento se muestra uno de los valores que más se resaltan en la personalidad de Lisa: la enérgica defensa de la igualdad entre hombres y mujeres. Lisa es el personaje que, en la serie, representa la voz de las mujeres comprometidas y que quieren ser independientes de los hombres. Mujeres modernas, progresistas y que trabajan, con igualdad de derechos y sin ser discriminadas.

En ciertos documentos que aventuran cómo sería la familia Simpson en un futuro (ya que el tiempo no pasa en Springfield. Llevan 25 años teniendo la misma edad), hay especulaciones sobre la orientación sexual de Lisa, que en ocasiones se presenta acompañada de otra mujer que sería su novia.

Que Lisa pudiera acabar siendo lesbiana no sería nada raro, ya que su mentalidad e ideología no están reñidas con la homosexualidad.

NOTICIA: Lisa será lesbiana

Lisa, empujada por su escepticismo y su desconfianza hacia la verdad establecida, siempre intenta pensar, reflexionar y estudiar más allá de la realidad que se presenta ante ella. En muchas ocasiones descubre las mentiras de esta falsa realidad.

Captura de pantalla 2013-02-04 a las 20.30.13En el capítulo Lisa, la iconoclasta (Temporada 7), descubre que el héroe local, Jebediah Springfield, fue en realidad un sanguinario pirata. Documentándose y repasando los libros de historia (subiendo la cuesta de la caverna, hacia la luz de la realidad), consigue demostrar que el héroe, el patriota americano al que todos idolatran, era en realidad un borracho y asesino.

En este capítulo Lisa da una vez más una muestra de cómo antepone los valores y la ética al dinero o al negocio. Durante las fiestas en honor al bicentenario de la fundación de Springfield (fundada por el propio Jebediah), el Ayuntamiento consigue que varias empresas hagan de sponsors.

El alcalde rechaza la idea de que Jebediah pudiera ser un hombre malo no porque no pueda imaginárselo, sino porque no quiere perder a las empresas patrocinadoras que acuden a Springfield en la semana de fiestas en honor al héroe local.

Lisa, en cambio, se preocupa más por el aspecto moral que supone honrar a un villano que por las pérdidas económicas que supondría no realizar esos festejos. Es decir, antepone sus valores éticos al beneficio económico.

En el capítulo Lisa, la escéptica (Temporada 9) cuando se descubre que el esqueleto de un ángel era un montaje planeado por una empresa para publicitar su nuevo centro comercial, Lisa es la única que se escandaliza.

“¿Explotaron las creencias más profundas de la gente para promocionar sus miserables productos?” le pregunta indignada Lisa al empresario. Inmediatamente todos deberían haberse enfadado, ya que una empresa privada ha jugado con las profundas y serias creencias de la gente.

Pero al final parece que la sociedad lo tiene claro: tampoco son tan importantes esas creencias, ¡mira cuántas tiendas hay!

Este fragmento viene a ser una crítica hacia los valores de la sociedad actual, tan inmersa en el consumismo, que deja a un lado tradicionales principios morales y los cambia por nuevas formas de concebir la vida, formas más materialistas y simples.

RELACIONADO CON: La publicidad en la televisión

Captura de pantalla 2013-01-27 a las 21.50.21

En el capítulo Ella de poca fe (Temporada 13) el edificio de la iglesia es destruido, y el señor Burns invierte su dinero en arreglarla. Al caer en manos privadas de un empresario, la iglesia adquiere una nueva imagen, mucho más moderna y comercial.

En este capítulo se hace una crítica al capitalismo, un sistema en el que todo se puede convertir en una máquina de hacer dinero. Es la búsqueda constante del beneficio y el enriquecimiento.

Al ver que la Iglesia ha sucumbido ante este sistema y que ahora es un lugar repleto de publicidad y que se ha vendido al poderoso caballero (Don Dinero), Lisa Simpson es la única que se escandaliza y lo denuncia públicamente.

En el capítulo Lisa la vegetariana (Temporada 7) podemos ver otro ejemplo de los valores de Lisa. Es vegetariana, y rechaza todo lo que tenga que ver con la carne y que suponga matar a algún animal. En este capítulo, de pronto, Lisa se ve incapaz de comer un trozo salido de un animal. Su conciencia no se lo permite (por mucho que a Homer le sorprenda).

Pero, además, en este mismo capítulo vemos cómo su personalidad le empuja a dudar y a preguntarse las cosas, a tener un peligroso pensamiento independiente. Peligroso para los poderes establecidos, tal y como hemos visto en el Mito de la Caverna. Tener un pensamiento libre e independiente no conviene a los poderosos (el poder político, económico, religioso…).

Por eso en la escuela, cuando Lisa comienza a dudar de si sus valores éticos le permiten diseccionar a un animal o comer carne en el comedor, los profesores lo detectan y pulsan la siguiente alarma:

Captura de pantalla 2013-02-03 a las 20.58.20

Otra de las reflexiones de Lisa es la angustiosa duda de: ¿Cómo podemos dormir habiendo tanto sufrimiento en el mundo? Este tipo de planteamientos le lleva a tener mucha conciencia medioambiental. Lisa es una gran ecologista y lucha por los derechos de los animales y la preservación de la naturaleza.

En el capítulo Bart al anochecer (Temporada 8) la televisión da la siguiente última hora: (nótese la diferente respuesta emocional que tienen Lisa y Homer ante la noticia):

Sin pensarlo dos veces Lisa convence a su madre (con la famosa escena de “Juego con mi melocotonero”) para ir hasta la playa a ayudar en las tareas de limpieza de todo ese chapapote.

La situación del inteligente

Pero muchas veces el hecho de ser inteligente o de estar comprometido con causas nobles no es suficiente para encontrar un hueco en la sociedad. En muchos capítulos vemos que Lisa es rechazada por la mayoría de sus compañeros de clase e ignorada por prácticamente todo el mundo.

Captura de pantalla 2013-02-03 a las 18.58.46En el capítulo HOMR (Temporada 12), a Homer le quitan un lápiz de color que tenía clavado en el cerebro y que era la causa de su estupidez. Inmediatamente pasa a ser inteligente.

Después de experimentar el día a día de una persona culta e inteligente, Homer se siente mal, debido a que sus amigos no le tienen tanta estima y le rechazan.

Lisa le explica que “según aumenta la inteligencia, a menudo desciende la felicidad”. Por eso, desde que Homer es inteligente, ya no es bien recibido en el bar de Moe.

Es complicado encajar entre personas simples y sencillas cuando uno es intelectualmente superior. Se pueden dar situaciones incómodas, tanto para el inteligente como para el ignorante.

Para ser aceptado en la sociedad, o simplemente para no herir los sentimientos de la gente, muchas veces el inteligente tiene que hacer un esfuerzo y callarse o mentir. “Porque, a veces, la verdad no es suficiente” tal y como dicen en El caballero oscuro.

Una situación que sirve de ejemplo es la que tiene lugar en el capítulo Lisa, la iconoclasta (Temporada 7), cuando Lisa descubre que el héroe local Jebediah Springfield había sido en realidad un pirata borracho.

ARVE Error: no id set

En el capítulo El blues de la Mona Lisa (Temporada 1) encontramos el último ejemplo que nos servirá para describir la situación de Lisa. Debido a su inteligencia y a su cultura, la niña tiene unas preocupaciones y unas inquietudes que no son comprendidas por el resto de la sociedad, ni siquiera por su familia.

 

Referencias:

CAPÍTULO: Lisa, la escéptica (Temporada 9)

CAPÍTULO: Ella de poca fe (Temporada 13)

CAPÍTULO: La familia viaja a Washington (Temporada 3)

CAPÍTULO: Lisa, la iconoclasta (Temporada 7)

CAPÍTULO: HOMR (Temporada 12)

CAPÍTULO: Lisa la vegetariana (Temporada 7)

CAPÍTULO: Bart al anochecer (Temporada 8)

CAPÍTULO: El Blues de la Mona Lisa (Temporada 1)